13 de septiembre de 2006

Favoritos

Memoria artística

Una trilogía con caso práctico y dedicatoria.
Sobre este capítulo: Inicio de una trilogía que llevo cavilando desde hace tiempo. Unas cosas y otras han ido haciéndola crecer hasta convertirse en pentalogía, o trilogía con extras, como se prefiera. El artículo de arranque surgió originalmente en eldoblaje.com. Lo presento aquí con varias actualizaciones.


Debes recordar esto:
Un beso es sólo un beso.
Una mirada es sólo una mirada.
Lo fundamental se descubre
cuando pasa el tiempo.

Encontré hace unos meses, bastantes, y por casualidad, un blog que escribía Tarantino. No me llamó especialmente la atención, salvo por que hablaba de la muerte de un amigo suyo. Un mafioso. Un mafioso que se había reformado y había empezado a contar sus batallitas en un blog. Un mafioso asesinado antes de que sus anécdotas llegaran a las partes importantes.

http://twotoesdiary.blogspot.com

Qué página tan... vacía, ¿verdad? Blogspot la ha quitado, como imagino que hacen con los blogs más conflictivos o con gente que fallece. Yo la tenía en favoritos, junto a éstas otras:

http://conmigo.blogia.com/
http://malasombra.blogia.com/
http://bruthacode.blogspot.com/
http://nipuedoniquiero.diary-x.com/

Ya no existe ninguna, salvo Ni puedo ni quiero, ahora Querido Antonio, que volvió a aparecer, diezmado. Pueden ser mejores o peores, pero estamos experimentando una pérdida de cultura similar a la televisión en directo. En 1972 un incendio destruyó todo el material que había hecho Johnny Carson para la NBC desde que empezó su programa diario, el mejor, diez años atrás. De todos los programas hechos durante la primera década de la televisión en España casi sólo se conservan... los anuncios de dibujos animados. Cada NODO, pese a ser fascista, manipulador y mentiroso, recoge más información de su época que de la que se conserva de televisión en... ¡los ochenta! Y parece que no hemos aprendido con Internet. La SGAE puede retirar una hilarante web de 10.000 páginas que le insulta en una una de ellas. ¿Alguien ha vuelto a ver si existe la antológica madeinboli.com? ¿Hubo alguien a quien no le pareciera sencillamente genial? ¿Y la Critifrase?

Hace un par de años, un episodio del 69 del mencionado Johnny Carson, el mejor comunicador, cómico y presentador de la historia de la televisión, apareció.

Una copia en 16 milímetros de MEDIO programa que se hizo para que la viera el ejército en Vietnam (porque era buenísima) se conservó en alguna lata perdida por las cocinas. Ahora se venden esos 30 minutos netos en lamentable estado de conservación por más de 20 dólares en tiendas especializadas. Evidentemente, no todos los programas tienen tanta suerte, como para encontrarse en unos viejos arcones como ocurrió con el falso Collin Mckenzie, los verdaderos Animaland, los programas que hicieron los Monty Python antes del Flying Circus, o aproximadamente la quinta parte de los programas que Groucho Marx llegó a hacer en Televisión. Mi padre conservaba primeras ediciones de obras como El sí de las niñas, de hace ya tres siglos. Un incendio hace años estuvo a punto de destruirlas, también se salvaron de milagro muchos manuscritos de primeros de siglo que consiguió para su tesis doctoral.

Pero aunque los papeles corren riesgos, los bits ni siquiera existen. Cada página de internet es el resultado de la imantación concreta de algún servidor perdido entre Bulgaria y Missouri. Del mismo modo, nuestros padres pueden conservar cartas de amor de sus años mozos, pero ay de nosotros como se nos cuele un virus. ¡Un virus! ¡Un informático paralelismo con la biología capaz de destruir cultura! Y si el virus afecta a ese servidor, sí que no podremos hacer nada.

Internet es algo efímero. Si uno se pone a buscar noticias sobre alguien o algo, existe un 20% de posibilidades de que sólo aparezcan en el caché de google, y un 50% de posibilidades de que la página que encontremos no tenga fecha. Para qué, ¿si internet es algo relativamente nuevo? Pero, vaya, es que ya no lo es. Siguiendo por los foros que existen de eldoblaje.com, a donde llegué en sus inicios, puedo hacer un seguimiento de cómo hemos aprendido, cómo la profesión ha cambiado, cómo ha cambiado el modo de ver el mundo y la tecnología. Qué suerte tenemos de conservar los mejores momentos, aunque tampoco todos, claro. Esos nicks que se fueron sin decirnos quiénes eran, o esos logs del chat de cuando todos éramos amigos... al menor fallo nuestro disco duro o el de melodysoft, se convierten en algo tan fugaz como una conversación de cafetería. Siempre lo han sido.

En http://web.archive.org se pueden encontrar retales maravillosos de cuando internet nos parecía "molón", pero a la vez "intrascendente". Pero no dan abasto, no pueden crecer exponencialmente como crece la red. Ahorran cargar imágenes, y por supuesto no tienen acceso a logs y similares.

Recordad, si algo os gusta, compartidlo, no dejéis que muera como muere un chiste malo. Pero si os gusta de verdad, si lo consideráis relevante ahora o en un futuro, haceos con ello. Traspasadlo a un formato perenne. No basta con agregar a favoritos.

Ojalá alguien encuentre algún día al autor de madeinboli, o al menos, su carpeta con dibujos. Es de lo poco tangible que se podría conservar de verdad, en toda la historia de internet.

Final feliz: Un par de meses después del post original, contactó conmigo el autor de madeinboli. Invadido por la nostalgia, se le había ocurrido mirar si se acordaban de su página y encontró este texto. Me felicitó por el artículo y me dijo que ahí sigue con su vida, y que afortunadamente conserva gran parte de los dibujos de su vieja web.

8 comentarios:

Woody dijo...

Brillante exposición de algo que debiera tomarse más en serio de lo que se toma. Internet está cambiando seriamente conceptos de nuestra sociedad que hace unos años parecían pilares inamovibles, pero lo efímero de sus datos presagian un triste futuro.

Alex, has puesto el dedo en la llaga, y estoy deseando leer la continuación de la "pentalogía".

Y ahora voy a imprimir esto. Un saludete,


Woody

Chejonte dijo...

Muy cierto lo que dices. Yo, desde que empecé a navegar en el 96, he ido guardando un monton de cosas que ahora ya no existen en Internet en volcados personales, y tengo copias de los miles de "favoritos" que tuve y tengo. No están operativos ni el 20%.

Diez años en La Red es como cien en el mundo real.

Anónimo dijo...

Pues yo llevo desde el 2000 en internet, y sinceramente, doy gracias porque algunas cosas hayan desaparecido.

fettuchini dijo...

¡Ay, las critifrases! Que nostalgia, amigo, que nostalgia...

Anónimo dijo...

Buenos días,

te escribo de Look&Enter. Nosotros llevamos la comunicación en Internet de Sony Pictures y estamos organizando un evento para que Sony conozca a los bloggers del mundo de cine en castellano. Para ello, queremos invitarte a tí y un amigo a un pase especial de la película La prueba del crimen (Running Scared), que tendrá lugar en la sede de Sony en Madrid el jueves, 5 de octubre, a las 18h.

Espero tu pronta respuesta a jmf@lookenter.com

Anónimo dijo...

Y no sería posible rescatar del olvido "madeinboli" ?

Treceges dijo...

Bueno, si, pero esto no ocurre tan solo con la información de internet, sino con cualquier tipo de información o archivo digital.
¿Dónde están las fotos? en los ordenadores si, ya casi se nos ha olvidado lo que era ir a un laboratorio y esperar unos días, además del intrusismo profesional del que ahora no voy a hablar.

Aunque si bien es cierto que la posible perdida de de todos estos datos es mucho mas elevada en estos días, también es posible que esto nos empuje a evolucionar en una manera mas seria a la hora de elegir la verdadera información, aquella que de verdad merece la pena entender, sin embargo debido a nuestras pésimas costumbre está ocurriendo todo lo contrario, no somos capaces de retener lo realmente valioso sino que aceptamos todo como una moda pasajera. Por eso en mi opinión el problema está en la base, hasta que no seamos capaces de no aceptar cualquier cosa como una moda pasajera no seremos capaces de salvarguardar cualquier dato y/o información.

Anónimo dijo...

Hola,
yo fui el autor de uno de los dibujos de madeinboli.com (el de la catedral de Santiago, se publicó poco antes de cerrar) y me gustaría recuperarlo, ¿alguien tiene alguna ide de donde encontrarlo?

Si es así, por favor envíeseme a actoetis ARROBA gmail.com

Gracias.

Publicar un comentario