18 de julio de 2008

Y cuando despertó, Belén Rueda aún estaba allí.

Dijo Nacho Vigalondo en un viejo post con consejos para jóvenes cortometrajistas que un "al final, todo era un sueño" suele ser desastroso no por sí mismo, sino por todo lo que le rodea. Sí, muchos hemos caído en ese recurso banal. Globomedia se apunta a la tradición. Echemos la vista atrás para ver unos cuantos finales de los que bebe Los Serrano:

1) Uno de los ídolos de la televisión americana, que bien podría ser Bill Cosby, pero que no lo es, hizo una telecomedia americana de gran éxito en los 70-80 y luego otra en los 80-90. En ambas interpretaba a sendos padres de familia, distintos, pero basados en el mismo tipo de humor. En la última secuencia del último capítulo de la segunda serie, el actor despertaba de un sueño. A su lado en la cama estaba quien interpretaba a su mujer en la primera serie. El personaje de la primera serie había soñado la segunda.


2) En una serie sobre una familia disfuncional con una mascota ficticia, que bien podría ser Mr. Floppy, pero que no lo es, todos los personajes protagonistas van falleciendo durante el último episodio, de una manera totalmente absurda. El único que queda con vida, entre comillas, es el personaje ficticio, que acaba yendo al psiquiatra. Es allí donde acaba la serie, con él preguntándole "¿Me está diciendo que todo ha sido un sueño?"


3) En otra serie disfuncional sobre la vida en torno a una mujer, que bien podría ser Murphy Brown, pero que no lo es, la última temporada suceden cosas que traicionan al espíritu de la serie. Un susto de salud de su pareja, un premio muy gordo de lotería, una salida del armario de un familiar, casi ocurridos en episodios consecutivos, convierten la vida dentro de la clase media en un montón de excesos que llevan a tramas sin sentido respecto a lo que la serie empezó siendo. En la última secuencia, la protagonista narra en off cómo había sido su vida en ese año loco. Casi una década antes le instalaron (y lo habíamos visto) por su cumpleaños un escritorio en el trastero, lejos del ruido de la casa, para que desarrollara su faceta artística. Su pareja, en realidad, había muerto. Nunca les tocó la lotería. Ella había hecho lesbiana a su madre, porque creía que necesitaba deshinibirse más que su hermana, a quien nunca pudo imaginar sin un hombre. Y había intercambiado las parejas de sus amigos porque creía que les iban mejor. Todo era el reflejo optimista de cómo su familia se había ido desintegrando.

Así, sí.

11 comentarios:

quitus dijo...

la 3 hacía referencia a "Rosanne", no?¿........

pilicreek dijo...

Ya copiaron a Ángel cuando moría Belén Rueda. Yo no vi el capítulo pero por lo que me han contado parece una mezcla entre Life On Mars y la leyenda esa de Doraemon (que sigo sin saber la verdad).

Pero vamos a mí la serie esta la dejé de ver en el segundo capítulo, y estos finales siempre me han parecido una tontería, porque qué si no es una serie sino la invención de un colgado (colgado con respeto, que yo me considero una)

Queco dijo...

Esas tres soluciones para el "todo ha sido un sueño" son incluso ingeniosas.

thehardmenpath dijo...

De eso va el post, Queco.

SpunkMayer dijo...

Priemra secuencia del capítulo: Resines despierta junto a Belén Rueda. Todo ha sido un sueño. Menos mal, creí que estabas muerta, qué mal lo he pasado.

Resto del capítulo: Resines trabaja en un bar de mierda donde todo el mundo fuma, a su hijo mediano lo cosen a ostias por chulito, Fran Perea vuelve con una guitarra sin cuerdas a currar de afilador. Una serie costumbrista DE VERDAD.

Último cuadro: Verónica Sánchez y Tete protagonizan una escena lésbica sin censura de una vez.

Final: esto último era un sueño de Curro.

Yo hubiera visto esa serie...

fettuchini dijo...

Y... ¿no hubiese sido más sencillo y coherente que en vez de retrotraerse al principio de la serie lo hicieran al episodio en el que muere Belen Rueda?

Resines evita que muera y chin pún, todos felices. Además así se habrían ahorrado cosas como poner esa ridícula voz en off de Verónica Sánchez.

SpunkMayer dijo...

Hubiera molado m´s la voz en off de Fran perea, rollo "el camino de los ingleses", en plan poético-andaluz. Ahí sí que hubiera explotado la cabeza de más de uno.

PD: y con Verónica Sánchez y Tete bajo la fuente en camiseta. Insisto.

Magicoviaje dijo...

Yo no he cazado la primera referencia....y la segunda no lo tengo muy claro.

Lúa dijo...

Me ha parecido fantástico lo de la primera, eso es tener poca vergüenza de la buena.

Bonito blog, una pena que no escribas más a menudo.

Raul Sensato dijo...

El doctor Repronto habló de "al final todo era un sueño" en este capitulo:

http://www.youtube.com/watch?v=8hu_5Jl9Za0

Esquizofrénico dijo...

No sé si se han percatado, pero en realidad Globomedia no existe, es un sueño de un tipo llamado Kaiser Soze.

Publicar un comentario