25 de julio de 2007

El orgullo del tercer mundo

La tele española tiene varias cosas maravillosas en comparación con la americana. A saber:

Tacos.

En la tele española se pueden decir palabrotas. Vigalondo consiguió que el presentador de Informativos Telecinco dijera "acojonante", pero es un hecho insignificante comparado con las declaraciones deportivas que iban tras esa noticia. Y una hora más tarde aparecerán famosas que se llaman putas unas a otras. Tan es así, que nuestras series, desde CSI hasta Frasier, utilizan palabrotas en castellano y en inglés no.

En inglés sólo tienen esa suerte las que no se emiten en canales nacionales, es decir, South Park, Los Soprano, The Shield y pocas más. Pero todas las demás están obligadas a mantener una rigurosa corrección oral (de forma y fondo, no hay más que ver estos tres ejemplos). Y eso hace que al menos en cierto aspecto, series propensas al insulto como House salgan ganando en nuestro idioma. En serio, House en inglés no dice nunca "estás jodido", dice "estás fastidiado".


Desnudos.

Antes hemos hablado de un informativo. Si el fotógrafo famoso ése que es fetichista reúne a 100.000 sevillanos en pelotas para sacarles una foto, no dudarán en ponerlo en los informativos. Lo mismo pasa si salta un ecologista al campo de fútbol con una pelota de goma como único atavío. O cuando hablan de playas nudistas, aunque basta que surja el peligro del cáncer de piel para aprovechar a sacar pezones a mansalva. A los 10 minutos de empezar la serie familiar El Internado, ya había un vestuario con tetas al aire. Y eso por no hablar de los late nights.

En América, 8 segundos de medio topless de Janet Jackson fueron más alarmantes que 8 minutos de Bush leyendo The Pet Goat.


Flexibilidad.

En nuestro país, cuando pasa algo, es muy fácil que un programa cambie por completo a última hora para incorporar las noticias. Parece una chorrada, pero un magacine tipo Teresa Campos puede desplazar los intereses según las circunstancias y meter más debate si se aprueba una ley importante o menos si se ha muerto Carmina. Y Andreu Buenafuente puede decir que le sale de los cojones hacer un programa sin entrevistas y hacerlo. Hay momentos en los que tiene que pasar a publicidad, pero si se siente inspirado puede improvisarse tres minutos de monólogo o meterse entre el público a hablar con un espectador que le ha llamado la atención.

En Estados Unidos la duración de cada monólogo y cada entrevista, y cada sección de humor tiene un orden establecido que no se puede romper. A los 9 minutos de empezar su monólogo, Conan, Leno, Letterman, Kimmel o Ferguson saltan a publicidad. Es tan rigurosa la duración de cada entrevista como la duración de la cabecera. Y para colmo, el formato es exactamente el mismo en TODOS LOS CANALES.


Cantidad.

Aquí, una serie de media hora es inimaginable. Incluso de una hora. Cuando el guión pide que duren 72 minutos, duran 72 minutos. Cuando piden que dure 50, duran 50. En Estados Unidos las series tienen un margen de duración que no supera el minuto y medio. Una de las razones por la que Los Simpson perdieron calidad es que redujeron de en un par de minutos cada capítulo para meter más publicidad. Y se perdieron muchos chistes buenos, pero que no iban con la historia. Y eso, porque no podían permitirse que las serie acabara a las 10:02. Allí las parrillas están hechas de TITANIO.

En España ha llegado a haber temporadas anuales de telecomedia de 40 episodios de hora y media. Y lo más fuerte es que en el transcurso de esas temporadas, en algunos casos la serie ha ido consolidando su estilo y su audiencia. Y encima, su calidad. En Estados Unidos es un reto de producción alcanzar los 24 episodios anuales de 24. Si por ellos fueran, el día tendría 18 horas (que las tiene, porque el resto es publicidad).


El perogrullo del tercer mundo.

El resto de las características de nuestra televisión son UNA PUTA MIERDA. Comparadas con la americana, la francesa o con el sentido común directamente. A excepción de que me deje algún detalle, nada además de estas cuatro propiedades nos hace destacar fuera de nuestra ciénaga de vulgaridad televisiva.

Es muy triste, encima, que todas las características arriba expuestas tengan lados oscuros. Las palabrotas convierten casi todas las telecomedias nacionales en chabacanería, o al menos, una gran parte de sus chistes. Los desnudos arruinan franjas televisivas enteras. Por culpa del caos de las parrillas, los espectadores no saben cuándo empiezan los programas. Y el exceso de producción las series de moda hace que se quemen a un ritmo explotador donde falta el respeto al trabajo y al descanso de prácticamente todos los departamentos.

Y aún así, me aferro a creer que esas cuatro españoleces pueden ser maravillosas.

Nota: Acabo de crear una nueva categoría llamada Blitzpost. Llamaré así a partir de ahora a las anotaciones que me salen del tirón.

16 comentarios:

skinner dijo...

Tus cuatro españoleces son más fruto del descontrol que de un intento consciente de fomentar la libertad de expresión. Lo que planteas como algo bienintencionado que a veces sale mal, es en realidad algo sin intención clara que en algunas ocasiones sale bien. No es que haya un lado oscuro en todas ellas, es que sólo hay un lado. Y la potra.

thehardmenpath dijo...

¡Nunca dije lo contrario!

No, en el fondo esto no es más que el rudimento del destape y su ruptura con el exceso de control inmediatamente anterior. Y eso no me parece mal.

Es como si me preguntan "¿te parece bien que los niños de África tengan los dientes tan limpios?" Hombre, que estén limpios me parece muy bien. Lo malo es que no coman NADA y ésa sea la causa.

Ñbrevu dijo...

Pero ese descontrol es positivo, mejor dejar a las cadenas hacer lo que les sale de las pelotas que exigirle detalles absurdos de corrección en temas de palabrotas y de tetas.

Una amiga de mi hermana es estadounidense y se quedó flipada cuando vio los informativos de aquí. Y es que por lo visto allí no emiten imágenes de víctimas de atentados, heridos de guerra, etc. Que será todo lo desagradable que se quiera, sí, pero así están de insensibilizados, que para ellos "guerra" no es más que una palabra.

skinner dijo...

Yo diría que los insensibilizados somos nosotros, que lo vemos cada día y ya no le damos importancia. Ellos prefieren directamente ignorarlo. No estoy muy seguro de qué es peor.

Sobre si el descontrol es positivo, no creo que nunca ningún descontrol pueda ser positivo, un mínimo control de calidad es necesario (cuando yo era pequeño era una gozada ver la tele por la tarde, ahora es más sensato dejarla apagada). Y no es cuestión de censurar a las cadenas, pero todo tiene un límite. Si fuese tan fácil encontrar ese límite, la censura no estaría tan mal vista: eliminar contenidos que no sobrepasen el límite sería censura, y el resto no. No sé si hay gente trabajando en acotar al máximo esa línea o si trabajan sobre la marcha.

Otra cosa son las acciones que se tomen, como con lo de El Jueves. Realmente se pasaron un poco con la portada, el chiste no era más que una excusa para poner a los príncipes en pelotas. Pero la forma correcta de defender el "honor" de los príncipes era una denuncia por parte de los afectados para decidir si se había sobrepasado ese límite (denuncia que creo que no existió), no secuestrar la revista, un método anticuado que encima ha tenido el efecto opuesto.

Lily dijo...

De hechos grandes series como Roma piden a gritos más duración y eso que Roma it's not television, it's HBO, y tiene tetas y tacos. Pero hey, se imaginan una Roma de una HORA Y MEDIA a la Médico de Família.

El exceso de duración estaria bien si el formato fuera una macroempresa épica: ¿para cuando una macrosaga detalladísima que merezca tales proporciones? En 40 minutos de ALIAS uno ve que pasan un montón de cosas y en 90 de LOS SERRANO uno no ve pasar otra cosa más. Así que me gusta que lo considere una virtud: bajo las batutas adecuadas, sin duda alguna es una ventaja desaprovechada.

Alvy Singer dijo...

Thehardmen borre mi comentarios e me ha escrito MAL. En fin lo que le decía es que lo de la duración es una ventaja desaprovechadísima, el lado oscuro que decía. En 40 minutos de ALIAS ocurren demasiadas coas que no pasan en 90 de LOS SERRANO.

Las virtudes de las que habla siguen siendo pura inconsciencia: imaginese una serie como Rome, it's television, it's Hbo, con 90 minutacos. Puede que el resultado fuera excesivo pero apuesto lo que quieran a que esa serie´PEDÍA ESE RESULTADO que no tanta pulcritud y maravilla bien contenida en las tramas.

Vico dijo...

No estoy de acuerdo en una cosa: Cuando vi el capitulo 3x13 (House en silla de ruedas) de House me acorde de ti y tus habituales defensas del doblaje (con las que suelo estar de acuerdo) mientras me tiraba de los pelos.

Habia visto el capitulo en ingles y me habia revolcado de la risa en una incomoda silla de ordenador durante los chistes-duelos entre House y la doctora Julie Whitner.

Cuando volvi a ver el capitulo en castellano habian sido "retocados" de mala manera e incluso eliminados. Supuse que se debia a que en aquella epoca la distribuidora andaba muy apretada con los plazos de traduccion-ajuste-doblaje. Pero esto se ha ido repitiendo hasta el ultimo capitulo de la temporada.

Y me ha pasado lo mismo con Studio 60.

No creo que ninguna serie gane por a�adirle explicitamente los tacos. De hecho parte de la gracia esta en la sutilidad y el doble sentido.

Pero claro, esta es solo mi opinion.

dgr dijo...

Casi siempre la televisión es un reflejo de su sociedad, y a su vez es capaz, a modo de bucle, de fomentar la moral representada. Por esta regla, si la televisión rompe esa máxima, es capaz de crear una nueva sociedad. Supongo que en España se pueden hacer buenas series, pero hay que enseñar al público a verlas. Mientras tanto, el esperpento seguirá siendo el reflejo más limpio.

Ah! el de las fotos de desnudos masivos es Spencer Tunick.

Mer dijo...

Esto es broma no? Si un día está en los Estados Unidos y quiere ver un desnudo solo tiene que irse al cable y poner por ejemplo Nip Tuck. Aqui para ver una buena trama tenemos que soñarlo.

thehardmenpath dijo...

Mer, el asunto es que para ver un desnudo de Nip Tuck, en España sólo tengo que sintonizar LA EMISORA MÁS FACHA DEL PAÍS.

Vico, evidentemente el doblaje no puede competir con el espectador que ha visto ya lo mismo en vo. Otro asunto tristemente importante es que sí, en House han tenido que doblar la temporada a toda mecha.

Y por si a alguien no le ha quedado claro, sí, estas españoleces son fruto de un descontrol y una necesidad pendular de libertad postfranquista que algún día desaparecerá y blablabla. Y no digo que la causa de que existan sea buena.

Es como si quisiéramos hacer hoy una película de la escala de El nacimiento de una nación. Es imposible pagar a tantos extras, sastres y carpinteros los mínimos estipulados. Entonces fue posible porque no se había estipulado ningún salario mínimo. ¿Es bueno que las empresas del cine ejerzan de dictaduras explotadoras? No. ¿Es posible volver a ver otra película de esa escala? No.

Mer dijo...

Me he perdido con lo de la emisora facha. No lo echa calle 13?

Lo que he querido decir es que si quieres ver tetas ALLÍ puedes. Si quieres ver buenos capítulos AQUÍ de series españolas no.

Pili dijo...

Pues tienes toda la razón.
Me encantan esas ventajas que mencionas, pero sigue siendo cierto que todavía la televisión española deja mucho que desear.
Sobre lo de los tacos, todavía recuerdo lo raro que me pareció ver en las tomas falsas de House que cortaran cada vez que decían joder.
El doblaje de House me encanta, y es verdad que sí que a veces puede que metan la pata, pero me hace mucha más gracia en español. Recuerdo cuando House le dice a la ex de Wilson que le va a comprar un piso su puta madre, en inglés no decía eso ni por asomo, y a lo mejor hasta pegaba más con el personaje lo que decía en inglés, pero la cara de Hugh Laurie parecía tanto que iba a decir eso, que hasta un segundo antes que lo dijera lo estaba pensando yo.

Sobre la cantidad de capítulos, yo creo que nos pasamos, que de esta forma solo hacemos que nos hartemos de las series y digo yo que es un palizón por los actores, no por m´sa capitulos se es mejor. Sino solo comprobar Life On Mars de la BBC, dos temporadas con 8 capítulos. Y puede ser una de las mejores series que haya visto.

Aunque claro estamos hablando de la BBC, que llevo desde que me enganché a Doctor Who viendo producciones de la cadena y son geniales.

Esquizofrénico dijo...

Tendríamos que ser lo suficientemente inteligentes como para aprovechar sus ventajas en ciertos temas (los tiempos de las series, las duraciones, las estructuras en cuatro bloques con sus puntos de giro, que allí se respetan de forma sacrosanta y en España se pulen a base de bien cortando a publi cuando a un señor le sale de su entrepierna, y esto sería otro punto que debería añadir a tu listado) y para desechar otras (por ejemplo los tacos, por ejemplo la presencia de víctimas en atentados y otras cuestiones éticas, tales como mostrar a los secuestrados por terroristas en vídeos).
Realmente en España a penas ha habido series de 30 minutos. Digo apenas, porque alguna sí ha habido. Que recuerde ahora, PLATS BRUTS duraba más o menos eso, y en su emisión en TV3 no había cortes (creo). En Tele 5 se emitió una temporada (13) de MONCOLA, DÍGAME? también con 30 minutos de duración (ambas producidas por EL TERRAT). Y desconozco si en otras autonómicas ha habido sitcoms de esa duración.

Y añado otro comentario concreto sobre LOS SOPRANO (que creo ya incluí en el blog hace tiempo): Todo esto en los DVD originales comprados en la FNAC:
1. Apenas subtitulan los tacos, que en doblaje sí existen.
2. "Bullshit" y "fuck" no se traducen en los subtítulos casi nunca.
3. En la versión doblada la Dra. Melphi y Tony se tratan de "usted". En la V.O. se tratan de "tu".
4. "the fucking over" lo traducen en el doblaje como "Se acabó".
5. El título de un capítulo, AMOUR FOU, se ha traducido al castellano como "AMOR PURO".

He dicho.

Esquizofrénico dijo...

MER, "LA EMISORA MÁS FACHA DEL PAÍS", creo, que es esta: http://www.youtube.com/watch?v=FWw97zF5jME

skinner dijo...

Los tacos de House:

http://www.youtube.com/watch?v=cZSDUQuSeEw

:-D

Nacho D. M. dijo...

En realidad, la censura de las palabrotas va mucho más allá. En South Park se censura fuck siempre con los *bleeps* (aunque luego permiten chistes de necrofilia, al igual que ocurre con Padre de Familia, y lo cual no tiene mucho sentido).

Y en The Shield o Nip/Tuck son incluso menos permisivos. Siendo ambas de FX (filial de FOX) -y que me corrijan si me equivoco, pero creo que no- en ninguna se ha dicho jamás la palabra FUCK. De hecho, creo que tampoco se han enseñado tetas, o por lo menos no a menudo.

Y a mí si me enorgullece que haya más libertad aquí, ya que podría servir mucho en un futuro si alguien tiene por fin una buena idea... y le dejan llevarla a cabo.

Publicar un comentario