8 de mayo de 2009

Carta abierta a Telemadrid

A todas las cadenas de televisión en general, a Telemadrid en particular y, de rebote, a los responsables del programa 30 minutos, José Manuel Albelda, Carmen Gil, Alberto Alcalá, Javier Tresguerres y otros.

Gracias a la página web El otro lado he podido ver íntegro un documental sobre derechos de autor titulado La guerra de la SGAE. Reproduzco aquí los enlaces:







Se emitió, según tengo entendido, el pasado lunes 21 de abril de 2009, y a partir del minuto 7:19 del primer vídeo reproduce en su totalidad Idea, un cortometraje del que soy autor. No un fragmento. La totalidad, quitando cortinillas. No por su escasa duración debería tener menos importancia desde un punto de vista cultural, dura exactamente 30 segundos, de los cuales hay 2 segundos de cortinillas. Ustedes han emitido los 28 segundos restantes. Y no mencionan ni el título ni a sus autores. La única acreditación que contiene de mi persona o de cualquier otro relacionado con su creación es "Youtube".

¿Youtube? ¿En serio? Acreditar a Youtube es como decir que "Érase un hombre a una nariz pegado" es obra de la Biblioteca Nacional. Ni Francisco de Quevedo ni sus herederos tienen derecho legal a cobrar por un poema de hace 400 años, pero nunca dejará de tener derecho a que su nombre aparezca junto a su obra. Ni siquiera dicen el título de la obra para que alguien pueda entrar en la biblioteca y hacer una consulta.

Si yo, como autor audiovisual, realizara un documental que tocase incluso tangencialmente asuntos relacionados con derechos de autor, tendría extremo cuidado en documentarme sobre lo que son y sobre cómo utilizarlos. Por ejemplo, tomaría nota rápidamente del documento que citan 10 segundos después de mi cortometraje: Existe una diferencia entre el derecho moral y el derecho de explotación. El derecho de explotación puede cederse a un tercero y es el centro de la polémica que ustedes tratan. Sin embargo, el derecho moral es irrenunciable y consensuado en nuestro país: Un autor puede, según el artículo 14, párrafo 3º de la Ley de Propiedad Intelectual, exigir el reconocimiento de su condición de autor de la obra.

Sorprendente, ¿verdad? Reconozco que es un asunto cargado de ironías.

Primera ironía:
He visto el reportaje gracias a Youtube. Y sin embargo quien quiera que lo haya subido, ha reconocido su autoría. Se mantiene el programa íntegro, se mantiene la mosca de Telemadrid y se preservan los créditos finales en el tercer vídeo, gracias a todo ello sé a quién dirigirme con esta carta.

Segunda ironía:
Yo no subí el Idea a Youtube. Lo que hice fue mandarlo a un festival de cortos donde se acompañó de datos técnicos y artísticos. De hecho, su presencia en la web de vídeos podía haberme perjudicado, porque en el festival exigían exclusividad. Cuando les avisé del problema, que otros individuos habían empezado a moverlo por su cuenta, me dijeron que no se pueden poner puertas al campo.

Tercera ironía:
Los propios usuarios de Youtube me acreditan mejor que ustedes: en 10 de las 12 copias del cortometraje que tengo localizadas aparece mi nombre o un enlace a este blog, o a una versión descargable de más calidad en la que aparece acreditado el equipo artístico. Si hubieran dedicado más de un minuto a coleccionar material para su documental, habrían podido dar conmigo y yo habría colaborado encantado, como han hecho "McNolos Producciones", a los que acreditan en cada fotograma de sus obras. Sus obras también están en Youtube. De todas las canciones, vídeos de Youtube, videoclips y programas que aparecen en breves insertos, sólo les acreditan a ellos. No sé si será en agradecimiento por haber prestado declaraciones, pero en mi humilde opinión un derecho irrenunciable no puede formar parte de un trato.

Cuarta ironía:
Si me hubieran llamado o hubiesen contactado con el festival de cortos, habría cedido encantado Idea para este reportaje, o cualquier otra obra de las que dispongo, contribuyendo sin esperar nada a cambio. El derecho a acreditarse es una opción intransferible del autor. Yo puedo decidir si quiero crear una obra anónima, o firmar bajo seudónimo o lo que me dé la gana. Ustedes no.

Quinta ironía:
He dicho antes que no se pueden poner puertas al campo... pero ustedes no son el campo. Ustedes utilizan una señal cedida por el gobierno nacional o regional, es decir, la gente; pagan tasas, compran programas y emiten publicidad. ¿Bajarse una peli por p2p supone ánimo de lucro? Unos dicen que sí, otros dicen que no. Lo que está claro es que 30 segundos de un programa de televisión en nuestro país son siempre negocio. Independientemente de que se trate de una cadena pública o privada, de que el programa haya tenido publicidad. Los directivos de su cadena se levantaron al día siguiente con las audiencias de la parrilla en el móvil. La política sistemática de rellenar con contenidos ajenos está a la orden del día. Lo que en otra época se podía haber considerado un descuido de documentación por parte de los autores del programa, hoy no se les puede achacar a ellos, porque forma parte de la rutina televisiva.


Por todo ello les pido públicamente que se replanteen ustedes, y todos los demás, dejar de utilizar internet como una fuente de contenidos gratuitos de autoría abstracta que redistribuir sin que nadie se lo pida, y sin que a nadie se le agradezca, porque no es así. Ya han visto que dentro del propio internet tampoco ocurre así.


Sé que con esta carta no hago más que ponerme al final de una larga cola, porque ya somos muchos, sólo pido que se respeten los derechos. Y no, no pienso pedir 1/60 del presupuesto del programa por rellenar medio minuto de los 60, ni nada por el estilo, por muy razonable que parezca. Yo comulgo con mucho de lo expresado en el documental y defiendo que se pueda acceder con la mayor libertad posible a todo tipo de contenidos. Es más, reivindico su derecho a citarme a mí o a cualquiera. A mí me basta con que se reconozca la autoría con justicia. Sería muy triste que tuviera que hacerme de la SGAE para reclamar estos derechos, renunciando a otros. ¿O acaso ustedes, como todas las cadenas, no pagan un canon a la SGAE por todas las músicas que utilizan en sus emisiones? Este documental tenía unas cuantas... Lo más irónico de todo es que la SGAE sí que va a sacar dinero con él.



Se han hecho eco Pianista, La tele que me parió, Salvemos Telemadrid y menéame. Algunos me llaman de todo, pero todavía no tengo claro que lo hayan leído entero.

13 comentarios:

andresrguez dijo...

Nadie cita los autores de los vídeos de Youtube. Simplemente ponen el logo de Youtube o el nombre de Youtube y eso ocurre con todas las cadenas.

Buambulancia contra los lloriqueos en camino

andresrguez dijo...

Por cierto, para la próxima vez, que no lo suba o que ponga una licencia de copyright, prohibiendo los derechos de emisión sin hacer referencia al autor o pidiendo permiso al autor(las licencias de cc se las pasan por el forro todos los medios).

Mucho softlibre, cultura gratis, pero si te piratean...a lloriquear porque me han copiado

thehardmenpath dijo...

Si leyeras el post habrías visto que YO NO LO SUBÍ A YOUTUBE.

Si tú eres buambulancia, ¿yo qué soy? ¿Lecturadiagonalpolicía?

Pedro dijo...

Qué curioso, los dos primeros comentarios parecen estar contestando a un texto completamente diferente, no a lo que hay escrito.

Emma Goldstein dijo...

Están demasiado acostumbrados a tomar lo que quieren sin consecuencias. Ojala se les pudiera caer el pelo. Luego van cerrando cuentas en Youtube porque toman sus contenidos...!

Y andres, una cosa es querer compartir tu trabajo con los demás, y otra que no se te reconozca tu autoría. Nadie lloriquea aqui por haber "sido pirateado". Confundes dos cosas totalmente diferentes...

Diego Rodriguez-Vila dijo...

Hola Thehardemen,

Primero enhorabuena por la brillantez de "Idea". Aunque te joda que no te citen, disfruta en que lo usen. Eso es porque es bueno.

y segundo: enhorabuena por el post. Como siempre.

dgr dijo...

Es preocupante que gente que se preocupa por difundir la cultura no se preocupe de "ciertos" detalles. Una evolucion del termino okupa.

salvemos dijo...

Thehardemen: hemos publicado la carta que enviastes a Telemadrid http://www.salvemostelemadrid.es/noticias/505-30-minutos-y-los-derechos-de-autor-.html y nos hacemos eco de tu post. ¿Nos das permiso para publicar vuestro corto, junto a tu carta? Si es así escribenos a salvemostelemadrid@gmail.com.

Nacho. dijo...

Tras leer tu nota, me surge una duda importante: ¿es legal enviar tu cortometraje a un festival de cortos, que te lo seleccionen, y posteriormente encontrate ese corto subido a youtube sin tu autorización? Porque tengo mis dudas al respecto...

Saludos de otro "cortometrajista" que un día encontró su corto subido a youtube.

thehardmenpath dijo...

Salvemos, os he escrito un mail.

Nacho, generalmente en las bases del concurso se especifican esas cesiones de derechos para que no haya ningún problema después.

Eso no quiere decir que CUALQUIERA tenga la capacidad de subir CUALQUIER COSA a youtube, independientemente de que haya adquirido los derechos. Eso es un marrón de cada uno y mi punto de vista personal es que intentar evitarlo no sirve para nada. Si yo hago un post en este blog sobre South Park, me considero con el derecho de citar South Park igual que lo harían en un informativo. Eso es derecho de cita.

Pero para ello tengo que decir que se trata de South Park, ya sea porque lo estoy denunciando, defendiendo, o simplemente mostrando su postura al respecto del tema que trato. Aunque bien es cierto que la legalidad vigente es distinta en todo esto dependiendo del país.

Binla dijo...

Buambulancia lo que es es un payasete.

Y aún encima es paisano mío. Ah!

Llon dijo...

Trej cosas -pongamos que hablo de Madrit.

1. Me enganta tu pluma (mierda, ya empezamos).
2. Andrésrguez, véte a costar. Lo de que nadie cita los autores de las llutufas lo dirás tú, y máxime en una cadena "pública". Si sacaran tres segundos vale, pero el cortho enterizo... eso ya es gravedad.
3. Qué mierdas cuesta poner un subtítulo bajuno, tipo "corresponsal en Tel Aviv". Defiendo el derecho a lloriquear cuando uno no sabe qué palabra clave buscar.

Eduardo Gutiérrez dijo...

Los de la SGAE sólo se preocupan de lo que les da dinero.
Yo soy de la SGAE y cuando una vez tuve un problema de que me plagiaron un montaje teatral y lo estaban comercializando, fui a pedirles ayuda y me dijeron que no se podía hacer nada.
Así que, ni siendo de la SGAE te ayudan. Si no hay ingresos, les da igual la propiedad intelectual.

Publicar un comentario