9 de junio de 2006

Indy 4 es posible.

Me he dado cuenta de golpe y porrazo, una semana después de volver a alucinar con La última cruzada. Con un post larguísimo a medias, súbitamente me veo obligado a mencionar las razones por las que creo que Indy 4 podría existir y llegar a ser decente.

  • Harrison Ford está viejo. Tan viejo, que su vejez debería ser el tema para que la película funcionara.
  • Es de sobra conocido, tanto histórica como cinematográficamente, que muchos nazis poderosos encontraron su refugio conspiranoico en Sudamérica tras la guerra.
  • La fuente de la eterna juventud tiene un trasfondo americano-exótico-histórico que ya se ha asociado a Indiana Jones alguna vez.
  • X Men 3 demuestra que aunque sea por unos pocos planos, cualquier (buen) actor puede interpretar una versión mucho más joven de sí mismo. Y gracias a los ordenadores, George, gracias a los ordenadores. Editado: Aquí la empresa responsable.

No sé si será algo que sólo funciona en mi cabeza y encima de modo transitorio, pero para mí, ESTE Indiana Jones 4 funcionaría. Un punto a favor: A día de hoy, hay en la imdb un actor hispano asociado con la película, y se han atrevido a poner ya un título: Indiana Jones and the Ravages of Time, algo así como "Indiana Jones y los estragos del tiempo".

5 comentarios:

v a n i a dijo...

Espero que sepas que la película no va a ser tan interesante. Veremos si son capaces de justificar decentemente el envejecimiento de Indy, y el del Dr. Jones (o su ausencia), a pesar del bebercio mágico del final de la última cruzada. Por eso, lo de la eterna juventud parece un dejá-vu.

De todas formas, ahora que viene Mel con sus indios sospecho que cuajaría bien la cosa precolombina, y ver a Harry trepándose una pirámide maya desde la que se vean las copas de los árboles de El Dorado tiene su punto. Y si le añades un viejo nazi escondido y un puñado de soldados pinochetistas en plena dictadura, ya la tienes armada. Aunque seguro que no se caen de las motos tan bien como los alemanes.

thehardmenpath dijo...

No sólo Mel... también tu amigo Terrence, ¿no?

Yo creo que los pinochetistas quedan demasiado tarde para la peli, debería rondar los 60, y nació en 1899.

De todos modos en el universo de Indy, Jones envejece después del cáliz. Podría usarse algún truquillo del tipo "Henry Sr. bebió más y se conserva como una rosa", pero sería algo cutre. O podrían envejecerle lo que hiciera falta, que no es difícil que un señor de 75 años parezca de 90, digo yo. Lo que me fascina es que la peli pueda acabar con Indy más JOVEN.

Fla dijo...

Cariño, tu post tiene demasiados enlaces que clicar y estoy perezosa. Y si no los leo, la cosa pierde chicha. De modo que no jodas y referénciate explícitamente, que te estás contagiando del espíritu vago del foro nff, que es solo ya una colección de enlaces al youtube, un coñazo, vamos.
¿Tú no tienes término medio o qué?
:-)

vomiton dijo...

pues cuando salió el vidojuego de Indiana jones and the fate of atlantis, ya se rumoreaba que se iba a rodar una cuarta entrega. Ojalá!!

Anónimo dijo...

Lo de hacer una película que muestre como ha tratado el tiempo al prota mucho tiempo después no es una idea nueva, pero me encantaría ver a Indy en acción de nuevo, aunque sea con 65 años!. Alejandro Dumas ya retrató a sus héroes de Los Tres Mosqueteros en su continuación, titulada Veinte Años Después, que como su nombre indica, presenta a los personajes transcurrido ese tiempo. Otra referencia a tener en cuenta es Robin y Marian, con Sean Connery y Audrey Hepburn, donde vemos a un viejo Robin Hood intentando hacer las mismas proezas que en su juventud, escapando con una tambien anciana Marian de un decrépito Sheriff de Nottingham. Lo curioso de este filme es que parece insinuar que los finales felices sólo se los merecen los protas cuando son jóvenes y están en plenitud, mientras que a los viejos, sean héroes o no, parece aguardarles siempre el mismo triste destino de la decadencia y la muerte.

Publicar un comentario